Blogia
proyecciones

HOMENAJE AL ARQUITECTO MÁS FAMOSO DE BUENOS AIRES MARIO ROBERTO ALVAREZ

HOMENAJE AL ARQUITECTO MÁS FAMOSO DE BUENOS AIRES MARIO ROBERTO ALVAREZ

Cuando desaparece fisicamente un individuo de la riqueza intelectual de Mario Roberto Alvarez el arquitecto más famoso de Buenos Aires sentimos un vacio muy díficil de llenar que con el correr de los años comenzamos a valorar aún más sus obras arquitectónicas en Buenos Aires y en todo el país es cuestión de levantar un poco la vista del suelo y admirar ese mágico mundo de la creación de la mente humana traducida como en este caso en estructuras físicas maravillosas que unicamente se producen con la vocación y el talento de estos seres excepcionales que aparecen de vez en cuando para el beneplácito de la humanidad.

 

 

Mario Roberto Alvarez ha fallecido . Nacido en 1913, logró representar durante las últimas 8 décadas una arquitectura precisa, contemporánea, comprometida, original y bien construida. Su lápiz no perseguía gestos exageradamente expresivos, sin embargo sus obras se reconocen instantáneamente. Nos obsequió algunos hitos urbanos en la ciudad de Buenos Aires, como el Teatro y Centro Cultural San Martín, el Edificio de oficinas para Somisa, la torre Le Parc y el más reciente Madero Office. En el nivel de acceso y complementando el programa público o privado, siempre generaba una cantidad de situaciones que prolongaban con mucha riqueza el espacio urbano. Por trayectoria, equilibrio y consistencia, ha sido el más destacado arquitecto argentino en nuestro país. Medalla de Oro del Colegio Nacional de Buenos Aires y de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad de Buenos Aires, poseedor del más alto prestigio mantenido tanto tiempo y con tantas obras, lo despedimos sentidamente, como se despide a un gran maestro. Mario Roberto Alvarez, desde hoy Inmortal.

Alvarez es autor de cientos de edificios entre los que figuran el Teatro y Centro Cultural San Martín, la Bolsa de Comercio, el puente de Juan B. Justo, el Edificio IBM, la torre del Banco Galicia, la Torre Le Park, el edificio del Standard Bank en Puerto Madero y los hoteles Hilton y Continental, solo por nombrar los más conocidos.

Nacido para liderar, Mario Roberto Alvarez se permitió (y se propuso) tener una productiva trayectoria, la que construyó desde cero. En 1937 egresó de la Facultad de Arquitectura de la UBA con Medalla de Oro, distinción que antes había conocido al egresar del Colegio Nacional Buenos Aires.

Sin los contactos que en esa época resultaban imprescindibles para trabajar de arquitecto, el joven Mario recaló en la Municipalidad de Avellaneda después de viajar durante casi un año (gracias a un premio por su desempeño universitario). En Europa tomó contacto con la vanguardia que ya abrazaba en la facultad y se forjó el perfil de arquitecto moderno que tuvo hasta sus últimos días.

Inteligente, agudo, organizado y simpático cuando quería, Alvarez convirtió a su nombre en una marca que simboliza eficiencia y austeridad. Pero Alvarez fue un innovador en muchos sentidos. Cuando empezó su carrera profesional, la modernidad era una virtud poco valorada. El mismo contaba que uno de sus primeros clientes le pidió una casa de estilo. Como no podía convencerlo de hacer otra cosa, el joven arquitecto desarrolló dos proyectos, uno moderno y otro de estilo. Al presentarlos, logró convencer a su cliente.

Para tener una idea de las condiciones culturales de su época basta con saber que el edificio de la Fundación Eva Perón (hoy Facultad de Ingeniería, en Paseo Colón 850), se terminó de construir en 1955. Alvarez había diseñado su genial Teatro San Martín dos años antes. Mario Roberto solía decir: ”Tengo pocas ideas, pero las respeto”, una sentencia que intentaba ocultar su brillo como proyectista, el mismo que lo llevó a ganar decenas de concursos. En su estudio lo llamaban “Jefe”, sus comentarios eran cortos, respetuosos, precisos. Era un profesional a la antigua, de los que tratan de usted a los colegas.

7

EDIFICIO LE PARK - ARQUITECTO MARIO ROBERTO ALVAREZ

EDIFICIO MADERO OFFICE

EDIFICIOS VERDES DE LA CIUDAD AUTONÓMA DE BUENOS AIRES 

ARQUITECTO MARIO ROBERTO ALVAREZ

El edificio se propone como una verdadera “Puerta”, cuya monumental escala lo transformará no solo en el símbolo de acceso a Puerto Madero sino en el de la ciudad toda. Este simple, contundente, y a la vez de pregnante concepto visual permitirá que rápidamente se convierta en un nuevo hito urbano. A su vez, el elemento Puerta, podrá ser explotado fácilmente como nombre e isotipo para su comercialización.

Economía 
Fachadas
La economía de su realización vendrá enlazada de la imagen, ya que el pórtico permitirá una económica solución para su cerramiento, por dos razones fundamentales:
La primera es que el edificio no necesitara de un caro courtain wall para destacarse, lo hará por si solo “la gran puerta”.
La segunda y mas importante, es que la volumetría propuesta requiere de aproximadamente 9.500 m2 de courtain-wall contra 14.000 que necesitará una propuesta de piel periférica completa.

Instalaciones -consumo energético
Los núcleos cabeceros orientados al este y oeste, permitirán mitigar las fuertes radiaciones solares que generan estos puntos cardinales en Buenos Aires, por ende la instalación de aire acondicionado será de menor costo como así también el consumo energético.

Así también, el esquema de instalaciones se condice con el estructural y el formal, ya que todas las salas de máquinas se alojarán en las remates cabeceros del edificio, optimizando el uso de superficie.

Flexibilidad
Plantas tipo:
El pórtico de núcleos cabeceros, posibilita como ninguna otra tipología, resolver la planta de uso en un gran salón de planta libre, generando a la vez una ininterrumpida transparencia, que aprovecha al máximo la luz natural. Para el caso de semipisos, el esquema de gran salón funcionará de manera análoga a la tipología de núcleo central, el muro divisorio hará las veces del muro que genera el núcleo.

Planta Baja:
Los núcleos, al ubicarse en forma excéntrica respecto al eje de la planta, permiten liberar un área de 26 x 42 metros. Esto posibilita generar una espectacular planta baja con un hall liberado de núcleos, y otro semicubierto con características espaciales de gran atrio de acceso.

Planta de techos:
La azotea del edificio, podrá mediante el esquema propuesto, transformarse en una, generosa terraza jardín, la cual podrá albergar pista de atletismo, gimnasio, piscina, los cuales serán importantes elementos para la comercialización del edificio.

Óptima implantación
El esquema de planta rectangular permite colocar en su máxima longitud al edificio en la dirección donde más presencia debe tener, la norte-sur, la cual, sumado a la resolución volumétrica “Gran Puerta”, logra el objetivo de convertir al edificio en inicio y remate de Puerto Madero.
Asímismo, la implantación del edificio en planta baja, por las características mencionadas, genera una mayor liberación de espacio.

 



¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres