Blogia
proyecciones

ELIZABETH TAYLOR LA ÚLTIMA DIVA DE LA ÉPOCA DE ORO DE HOLLYWOOD -

ELIZABETH TAYLOR  LA ÚLTIMA DIVA DE LA ÉPOCA DE ORO DE HOLLYWOOD -

 

ELIZABETH TAYLOR

La meca del cine ha perdido una de sus máximas exponentes de la época de oro.

Se fue Liz Taylor una de las actrices con mas glamour del cine americano , hoy en estas breves líneas le rendimos homenaje- 

 

 

LOS ÁNGELES, ESTADOS UNIDOS (23/MAR/2011).- Era la estrella más luminosa de Hollywood. Tras la partida de Liz Taylor y las recientes muertes de Tony Curtis y Blake Edwards, quedan pocos artistas que den cuenta de la edad de oro del cine estadounidense, cuando los estudios producían obras maestras a raudales.

Elizabeth Taylor -que ganó dos veces el premio Oscar a mejor actriz -por "Butterfield 8" (Una mujer marcada, 1960) y "Who’s Afraid of Virginia Woolf?" (¿Quién teme a Virginia Woolf?, 1966)- contribuyó de forma "inestimable" a la industria del cine, estimó Chris Dodd, presidente de la MPAA, la asociación que reúne a los estudios de Hollywood.

La diva que murió el miércoles en Los Angeles a los 79 años demostró, en su larga carrera de más de 50 películas, que "su talento superó la prueba del tiempo y trascendió generaciones de espectadores", dijo Dodd. "Era realmente un ícono estadounidense", agregó.

Ninguna otra actriz -además de, tal vez, Marilyn Monroe- marcó tanto la historia del cine como Liz Taylor, quien fue la primera que pudo exigir un caché de un millón de dólares, como hizo con el memorable "fracaso" de Joseph L. Mankiewics, "Cleopatra" (1963).

Franco Zeffirelli, quien dirigió a la actriz y a su marido Richard Burton en "The Taming of the Shrew" (La fierecilla domada, 1967), dijo el miércoles que, con Taylor, desaparece una "diva memorable, de las que no existen más".

"Personas como Liz son únicas, porque es difícil emerger con las películas que se realizan ahora y porque los cuentos de hadas dejaron de existir", estimó el director.

Además de Elizabeth Taylor, los últimos meses han visto la desaparición de otras leyendas de Hollywood, como Tony Curtis, célebre entre otros por su papel en "Some Like It Hot" (Una Eva y dos Adanes o Con faldas y a lo loco, 1959), del director de "The Pink Panther" (La pantera rosa, 1963) Blake Edwards.

También murió recientemente la incandescente Jane Russell, quien hizo la contraparte de Marilyn Monroe en "Gentlemen Prefer Blondes" (Los caballeros las prefieren rubias, 1953).

Y el número de artistas que aún pueden dar testimonio de la era dorada en la cual los estudios producían una obra maestra tras otra se reduce hoy en día a un puñado.

Kirk Douglas hoy es decano de esa época. El inolvidable actor de "The Bad and the Beautiful" (Cautivos del mal, 1952), "The Big Sky" (Río de sangre, 1952) y "Spartacus" (1960) hizo una sorpresiva aparición en la última ceremonia de los Oscar, en febrero, en la que divirtió al público con una seguidilla de chistes a sus 94 años.

Las mujeres de su generación y la siguiente, que trabajaron en Hollywood en los años 40, 50 y 60, son apenas más numerosas. La decana es Olivia de Havilland, de 94 años, conocida sobre todo por su papel de Melanie en "Gone with the Wind" (Lo que el viento se llevó, 1939) y su protagónico en "The Adventures of Robin Hood" (Robin de los bosques, 1938). Vive actualmente en París.

La también legendaria Lauren Bacall (86 años) recibió en noviembre de 2009 un Oscar honorífico -el único de su carrera- en una ceremonia en la que hizo caso omiso de su edad con mucho humor.

"Finalmente, todavía estoy viva. Algunos de ustedes deben estar sorprendidos", dijo entonces con su voz grave, tan célebre como su mirada imperturbable.

La británica Julie Andrews, de 75 años, cuenta aún sus anécdotas de los rodajes de "Mary Poppins" (1964) y de "The Sound of Music" (Sonrisas y lágrimas, 1965). Además, el año pasado prestó su voz en varios filmes animados.

La generación dorada también tiene aún los testimonios de Eva Marie-Saint, de 86 años -la inolvidable Eve Kendall de "North by Northwest" (Con la muerte en los talones, 1959)-, Doris Day de 88 años, Debbie Reynolds de 78 años -y a quien Liz Taylor le "robó" el marido, Eddie Fisher- y Leslie Caron, de 79.

Filmografía

"There’s One Born Every Minute", 1942

"Lassie Come Home", 1943

"Jane Eyre", 1944

"The White Cliffs of Dover", ("Las rocas blancas de Dover"), 1944

"National Velvet" ("Fuego de juventud"), 1944

"Courage of Lassie" ("El coraje de Lassie"), 1946

"Cynthia", 1947

"Life With Father" ("Vivir con papá"), 1947

"A Date With Judy" ("Así son las mujeres"/’’Así son ellas"), 1948

"Julia Misbehaves" ("Julia se porta mal"), 1948

"Little Women" ("Mujercitas"), 1949

"Conspirator" ("Traición"), 1949

"The Big Hangover" ("Cicatrices del recuerdo"), 1950

"Father of the Bride" ("El padre de la novia"), 1950

"Father’s Little Dividend" ("El padre ya es abuelo)", 1951

"Quo Vadis", aparición especial, 1951

"A Place in the Sun" ("Un lugar bajo el sol"/’’Ambiciones que matan"), 1951

"Callaway Went Thataway", aparición especial, 1951

"Love Is Better Than Ever" ("Marido a la fuerza"), 1952

"Ivanhoe", 1952

"The Girl Who Had Everything" ("Almas errantes"), 1953

"Rhapsody" ("Rapsodia"), 1954

"Elephant Walk" ("La furia de Ceilán"/’’Las senda de los elefantes"), 1954

"Beau Brummell" ("El hermoso Brummel"), 1954

"The Last Time I Saw Paris" ("La última vez que vi París"), 1954

"Giant" ("Gigante"), 1956

"Raintree County" ("El árbol de la vida"), 1957

"Cat on a Hot Tin Roof" ("Un gato sobre el tejado de cinc"), 1958

"Suddenly, Last Summer" ("De repente en el verano"), 1959

"Scent of Mystery" ("La esencia del misterio"/’’Vacaciones en España"), aparición especial sin crédito, 1960

"Butterfield 8" ("Una venus en visón"), 1960

"Cleopatra", 1963

"The VIPs" ("Hotel internacional"), 1963

"The Sandpiper" ("Almas en conflicto"/’’Castillos de arena"), 1965

"Who’s Afraid of Virginia Woolf?" ("¿Quién le teme a Virgina Woolf?"), 1966

"The Taming of the Shrew" ("La fierecilla domada") 1967

"The Comedians" ("Los comediantes"), 1967

"Reflections in a Golden Eye", 1967

"Doctor Faustus" ("Doctor Fausto"), 1967

"Boom!" ("El ángel de la muerte"), 1968

"Secret Ceremony" ("Ceremonia secreta"), 1968

"The Only Game in Town" ("El único juego de la ciudad"), 1970

"Under Milk Wood" ("Bajo el bosque lácteo), 1971

"X, Y and Z", 1972

"Hammersmith Is Out" ("Pacto con el diablo"), 1972

"Night Watch" ("La noche de los mil ojos"), 1973

"Ash Wednesday" ("Miércoles de cenizas") 1973

"The Driver’s Seat", 1973

"That’s Entertainment!" (’’Érase una vez en Hollywood"), narradora, 1974

"The Blue Bird", ("El pájaro azul"), 1976

"A Little Night Music", 1977

"Winter Kills" ("Muertes de invierno"), 1979

"The Mirror Crack’d" ("El espejo roto"), 1980

"Genocide" ("Genocidio"), narradora, 1982

"Between Friends", 1983

"Young Toscanini" ("El joven Toscanini"), 1988

"The Flintstones", ("Los Picapiedras"), 1994

Teatro

"The Little Foxes", 1981

"Private Lives", 1983

Televisión

"Divorce His, Divorce Hers", 1973

"Victory at Entebbe", 1976

"Return Engagement", 1978

"General Hospital", 1981

"Hotel", 1984

"Malice in Wonderland", 1985

"North and South" ("Norte y sur"), 1985

"There Must Be a Pony", 1986

"Poker Alice", 1987

"Sweet Bird of Youth", 1989

 

SUS ROMANCES


La actriz Elizabeth Taylor, quien fue uno de los íconos de la época dorada de Hollywood, también destacó por ser una mujer que vivia el amor intensamente, tanto así que llegó a contraer matrimonio en ocho ocasiones.

Aquí te presentamos un recuento de los ocho hombres que formaron parte de la vida de la actriz de los ojos color violeta.

Liz Taylor era muy joven cuando encontró el amor por primera vez. A los 18 años no dudó en aceptar la propuesta de matrimonio de Conrad Nicholson Hilton hijo y gran heredero del fundador de la cadena de hoteles que lleva su apellido. El matrimonio duró sólo un año.

Un año después se casó nuevamente. Esta vez con un actor, Michael Wilding, con quien tuvo dos hijos. Por ese entonces tenía 20 y con firmeza se propuso formar una familia. No obstante, cuatro años después, el amor llegó a su fin.
Su tercer matrimonio tuvo un final trágico. Ella tenía 26 años y, según contó, había encontrado al amor de su vida, el productor de cine Mike Todd. Con él tuvo a su tercera hija, pero en 1958, un año después de su boda, falleció en un accidente aéreo.

Su cuarto enlace fue uno de los más escándalos romances de Hollywood. Habían pasado seis meses desde la muerte de Todd y en pleno duelo, Liz se enamoró de Eddie Fisher, el mejor amigo de su difunto marido y el esposo de su mejor amiga, la actriz y cantante Debbie Reynolds. Liz, la tercera en discordia, se salió con la suya y Fisher se convirtió en su cuarto marido.

No obstante, el matrimonio terminaría pronto. En 1962, en la filmación de Cleopatra, Liz conoció al actor Richard Burton. Con él se casó y se separó dos veces, y aunque su historia fue turbulenta, ella siempre aseguró que fue su gran amor. Con Burton adoptó a su cuarta hija.

El primer divorcio vino en 1974. La reconciliación, al año siguiente para que, un año después, en 1976, se volvieran a divorciar. Burton la agasajó con increíbles joyas, como el diamante amarillo Krupp y la Perla Peregrina, que antaño perteneció a Felipe II y fue reproducida por Velázquez.

El escándalo en la vida de Liz Taylor no terminó con Richard Burton. Su séptimo marido, John W. Warner, por entonces senador, la hizo muy infeliz y la llevó a buscar alivio en el alcohol.

No tardó en divorciarse y encontrar a un nuevo amor, Víctor Luna, un abogado mexicano. Pero otra vez la decepción la dejó desolada: su prometido desapareció días antes de la cita en el registro civil

El último fue Larry Fortensky, un obrero de la construcción que le robó el corazón a comienzos de los 90. Se casaron en el 91 y la relación duró hasta 1996, cuando decidió, nuevamente, que no era el hombre indicado.

 

 

UNA BREVE BIOGRAFÍA Y SUS DIRECTORES


Ninguna actriz como Elizabeth Taylor ejemplifica mejor la época más glamurosa, y también más trágica, del viejo Hollywood. La protagonista de títulos como La gata sobre el tejado de zinc, De repente, el último verano, Gigante, Cleopatra, ¿Quién teme a Virginia Woolf? y La mujer maldita resume en su carrera artística, y en su ajetreada vida personal, ligada durante tanto tiempo a otro actor formidable, Richard Burton, el esplendor y el ocaso del cine hollywoodiense. Sin ella no podría entenderse el funcionamiento del cine estadounidense durante los años 50 y 60, momentos de verdadera ebullición en el seno de Hollywood.

Fallecida hoy, a los 79 años de edad, Elizabeth Taylor había nacido en la localidad británica de Hampstead Heath, cerca de Londres, en 1932. Sus padres, de origen estadounidense, se habían instalado en Inglaterra, donde el padre trabajaba como marchante de arte. En 1939 regresaron a Estados Unidos, a California, y la obsesión de su madre, actriz retirada, en que siguiera sus pasos la llevó desde muy joven a presentarse en cástings y concursos de lo más diverso.

Su carrera como actriz infantil y adolescente estuvo marcada por la presencia en varias películas de la serie Lassie, aunque sería National Velvet (1944), una comedia sobre el mundo de las carreras de caballos, el filme que la convertiría en una incipiente estrella. Sería al final de los 40 y principios de la década siguiente cuando empezaría a despuntar de verdad, con títulos como Mujercitas (1949) y el díptico de Vincente Minnelli El padre de la novia (1950) y El padre es abuelo (1951).

Grandes directores

Richard Brooks fue de los primeros que supo potenciar sus mejores prestaciones dramáticas en La última vez que vi París (1954), según texto de Francis Scott Fitzgerald, y La gata sobre el tejado de zinc (1958), adaptación de una pieza de Tennessee Williams. Por aquel entonces estaba casada con su tercer marido, el productor Michael Todd, aunque la historia más conocida, tormentosa y vendible, y que dejó un claro sello en su evolución como actriz, es la que mantuvo con su quinto esposo, Richard Burton, con el que formó torrencial pareja en pantalla en la mayestática Cleopatra (1963), Castillos en la arena (1965) y ¿Quién teme a Virginia Woolf? (1966), entre otras. Por esta última y por Una mujer marcada (1960), Taylor ganó dos premios Oscar.

Trabajó a las órdenes de Brooks, Joseph L. Mankiewicz, George Stevens ¿en Gigante (1956), la película-río por antonomasia del cine clásico¿, John Huston, Franco Zeffirelli y Joseph Losey. Entre sus últimos trabajos antes de retirarse destaca El pájaro azul (1976), una extravagancia fantástica en la que compartió cartel con otro mito, Ava Gardner.

 

            LA PELICULA QUE LA CATAPULTO A LA FAMA CLEOPATRA

En 1963 Liz Taylor ya se había convertido en una de las principales estrellas de Hollywood. Había ganado un Oscar y actuado con los mejores actores, pero fue su papel en la Cleopatra de Joseph L. Mankiewicz que le dio el brillo real que todavía le faltaba para marcar los sueños de una generación.

La película cuenta la vida de la reina de Egipto y su relación amorosa con Julio César y Marco Antonio, los dos consules de Roma. El romance público que mantuvo Liz Taylor con el actor Richard Burton (que hacía de Marco Antonio) mientras ambos estaban casados inyectó una alta dosis de escándalo a una producción que casi llevó la Fox a la quiebra.


Los suntuosos escenarios y vestuarios (Liz Taylor luce más de 60 vestidos), los múltiples retrasos y contratiempos del rodaje (la actriz se enfermó y tuvieron que practicarle una traqueotomía, se trasladó la filmación de Inglaterra a Roma, las peleas entre Manckiewicz y el estudio) hicieron de Cleopatra una de las películas más caras de la historia. Tuvo un presupuesto faraónico de 44 millones de dólares, lo que equivale a cerca de 295 millones de dólares actuales.

Elizabeth también cobró un sueldo récord por su papel: fue la primer actriz en ganar un millón de dólares, suma que se multiplicó por siete por los atrasos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres